Remesas dejan en el norte de México casi 2 mil millones de dólares

Hasta marzo de 2022, el Banco de México contabilizó más de mil 500 millones de dólares en remesas en el norte del país




Básicamente, una remesa es el envío de un bien económico o en especie de una persona a otra. Pero desde la década de los noventa hasta la segunda parte del nuevo milenio, por esta palabra se entiende el envío de divisas de una persona que se encuentra en un país, hacia un destinatario en el extranjero.


Anteriormente, el envío de remesas se realizaba mediante Money Orders, o Giros Postales. Documentos válidos por una específica cantidad de dinero, que eran enviados a través de correo postal o telegramas hacia un destinatario. Quien posteriormente lo canjeaba en una entidad bancaria por efectivo.


Hoy, este método aún se utiliza, pero ha sido superado por la comodidad que ofrecen aplicaciones de bancos, o empresas privadas dedicadas en su totalidad al envío de dinero internacional.


Por otro lado, en México no es secreto que las remesas representan el principal sustento económico para muchas familias. En la mayoría de los casos, podemos decir que se trata del 50% o el 70% del ingreso de una vivienda.


Y no es para menos, por ejemplo, al cierre de 2020, en un momento donde las vacunas para combatir el covid-19 aún no se aplicaban de manera masiva, las remesas acumularon más de 40 mil millones de dólares. Mientras que el año pasado cerró con más de 51 mil 585 millones de dólares.


¿De dónde viene tanto dinero?


La llegada de estos miles de millones de dólares provienen de mexicanos inmigrantes en los Estados Unidos, de estatus variable, que destinan un porcentaje de sus ingresos para enviar a familiares, o a familia directa como hermanos, padres o cónyuges.


En algunas ocasiones el inmigrante emisor se queda en Estados Unidos gracias a su estatus migratorio, y se mantiene el envío de dinero. En otros casos se realizan estadías cortas, para ahorrar dinero y mejorar la calidad de vida en México mediante la construcción de vivienda o la apertura de un negocio.


A plena mitad del 2022, el 98% de las remesas que recibe México provienen de Estados Unidos. Mientras que el otro 2% lo comparten Canadá, Reino Unido, Ecuador, Colombia, Chile, España y otros países.


Por otro lado, México ocupa el tercer lugar entre los países que más reciben remesas. Siendo superados por India y China, y antecediendo a Filipinas, Egipto, Francia, Nigeria, Pakistán, Bangladesh y Alemania.


¿Qué papel juega el norte de México?


Las partes de México con más recibo de remesas, normalmente están vinculadas a los municipios con mayor migración hacia los Estados Unidos. Por lo que los estados de Jalisco, Michoacán, Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca y Guerrero, lideran la lista. Y al corte de abril de 2022, reportaron una llegada de tan sólo más de 5 mil 167 millones de dólares,


Por su parte, el norte de México no se queda atrás, de acuerdo al Banco de México, los estados fronterizos de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, han recaudado más de mil 640 millones de dólares hasta abril de este año.


  1. Baja California: 320.8 millones

  2. Sonora: 207.4 millones

  3. Chihuahua: 345.1 millones

  4. Coahuila: 220.1 millones

  5. Nuevo León: 309.3 millones

  6. Tamaulipas: 237.9 millones


Sin embargo, aunque esto pudiera tomarse como un logro en la economía mexicana, se trata de todo lo contrario. Los números hablan por sí mismos. Es imposible generar esa cantidad de dinero en México trabajando arduamente. Además, considerando que los inmigrantes envían hasta un 10% de su ingreso, estamos hablando que el 100% de un salario en el país es insuficiente para vivir dignamente.


5 visualizaciones0 comentarios