La salud mental en México está por los suelos

«En México más del 30% de la población padece algún trastorno mental. Cifra que para 2030 se espera que aumente en gran medida»

De acuerdo a la Secretaría de Salud, en 2018 alrededor de 15 millones de personas en México de entre 18 y 65 años padecían algún tipo de trastorno mental. Cifra que escaló nueve veces desde el inicio de la pandemia en el año 2020 hasta la actualidad.


Este problema que no distingue entre sexo, edad, nivel socioeconómico o cultural, es poco o nada atendido por las instituciones públicas mexicanas. Nuevamente, la Secretaría de Salud destina solamente un 2.1% de su presupuesto total para el tratamiento de salud mental (cifra vigente entre 2013-2021).


Por otro lado, en promedio los trastornos mentales pueden comenzar desde los once años, lo que nos invita a estar atentos a las señales que veamos en niños y niñas, además de tomar de manera seria lo que nos digan. Es decir, no invalidar sus palabras, reacciones o sentimientos, ya que entre más temprano se trate, mejor.


MÉXICO SIN HOSPITALES PSIQUIÁTRICOS: TRATARSE ES UN PRIVILEGIO


En abril de este año la Cámara de Diputados aprobó reformas de la Ley General de Salud en apartado de salud mental y adicciones, con lo que básicamente se da cierre a los hospitales especializados en psiquiatría para convertirlos en centros de salud generales, y delegar a centros de salud comunitarios las facultades de psiquiatría y en el caso de personas internadas en los mismos como manicomios, devolverlos a casa para que se curen con sus familias.


Se toman dichas medidas ya que, no se aprueba presupuesto adicional para la creación de nuevos hospitales psiquiátricos, de los cuales hay 33 en México a cargo de la Secretaría de Salud, que más pronto que tarde dejarán de serlo para convertirse en generales o ambulatorios.


En otras palabras, el tratamiento y prevención será responsabilidad de centros de salud comunitarios, pero ya no existirá el internamiento. Como se menciona, los pacientes serán mandados a casa a curarse con sus familias. Pero, en gran parte de los casos estas personas son abandonadas por sus familiares, por lo que terminan en situación de calle.


Los problemas de salud mental en México son catalogados como una pandemia silenciosa. Situación que estiman actualmente afecta a más del 30% de los mexicanos, y que para 2030 aumentará mucho más el número de personas con esta capacidad.


LA FRONTERA DE MÉXICO ES EL ÁREA MÁS TRISTE


De acuerdo al INEGI, desde el inicio de la pandemia por covid-19 además del aumento de la inseguridad en dicha región, la franja fronteriza del norte de México cuenta con las personas más tristes del país.


Los peldaños de entidades federativas con infelicidad en su población son encabezados por Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Nuevo León.


Ante esta problemática es recomendable atenderse psicológicamente. Gracias a la tecnología podemos acceder a terapia profesional a través de videollamada desde cualquier hora y lugar, y sujeto a diferentes precios. Aunque no todos puedan pagar terapia o medicamentos en su caso, existen varias organizaciones que ofrecen call centers de emergencia para casos depresión o suicidio, atención gratuita y apoyo en medicamentos. Es cuestión de buscar en internet.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo