El Muelle de Bahía de Kino: Centro de curado intensivo

«En este consultorio médico con vista al mar se cura con comida todo mal: corazón roto, depresión, mal de ojo o hasta un amarre»


El onceavo episodio de Degustando Barrio Sonora: Güera Cirujana, Bahía de Kino - Por la boca muere el pez, ya se encuentra disponible en nuestro canal de YouTube. Te invitamos a mirarlo aquí abajo. No olvides dar me gusta, comentar y suscribirte para no perderte los futuros episodios y todo nuestro contenido.

El Muelle de Bahía de Kino
La Güera Cirujana & Conchas el Terry | En el Muelle de Bahía de Kino

Cada año el INEGI publica su listado de locales con actividad económica, donde resalta los centros de salud en Bahía de Kino. Sin embargo, siempre erra en no colocar a la Güera Cirujana, ni a Conchas el Terry en la tabla de clínicas de salud.


Por un lado no los culpo, ya que no cualquiera conoce este rincón que lleva los sabores marinos hasta tu paladar. Pero por otro lado es precisamente responsabilidad de ellos dar a conocer que en el muelle de Bahía de Kino hay un centro para volver a la vida.


Con tradición, sazón y calidad, la Güera Cirujana y Conchas el Terry cuentan con un doctorado Honoris Causa otorgado tras años de servir almejas, patas de mula, chocolatas, ostiones y callos bañados en limoncito, salsita siete mares y clamato a todo aquel que se asome por arriba del puesto.


La manera de servir el platillo es sencilla pero impresionante. Con un bisturí se parte en dos la almeja dejando al descubierto el tesoro pirata. Con una mano se bañan las perlas en cítrico recién cortado. Una generosa cucharada de cubos de pepino se acomodan en el ondulado plato. La atrevida salpicadura de salsa te reta a que te vas a enchilar aunque no quieras admitirlo. Y finalmente un chorro pócima roja baña y mezcla ligeramente el antídoto.


Es justamente lo que recetó el doctor, o en este caso la Güera Cirujana en su consultorio con vista al mar. No importa los males con los que te presentes a la sala de urgencias: corazón roto, mente estresada, depresión, cuerpo cortado, o si traes mucha flojera y nomás te gusta andar de baquetón. Aquí se curan enfermedades y se levantan los muertos.


Si uno se da una vuelta por la orilla de la playa, seguramente con algo de suerte le tocará ser atendido por la Güera Cirujana. Pero también, ahora se rotan sus hijos, quienes están a poco o nada de ponerse la bata blanca para curar a todo aquel que viene hasta embrujado con mal de ojo, amarre, té de calzón; o hasta dar potencia en pareja para molestar a los vecinos de abajo con el rechinar de los resortes.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo