Doña Guille: Con los sabores a sierra en cada mordida

«El burrito se come hoy, por ello [...] es un presente. Una embarradita de frijolitos como cama, tu guiso preferido y ni en las mejores papelerías envuelven la tortilla como ahí»

No todos los lugares de comida tienen un punto extra sólo con entrar. Pero Doña Guille es la excepción. Apenas y das un paso al interior, notas que están sucediendo demasiadas cosas a la vez. Lo primero que salta a la vista es el show en vivo de las tortilleras manipulando platillos voladores extraterrestres.


Con una danza de manos, pies y caderas, la tortilla sobaquera cruda salta de una extremidad hacia otra. Da una vuelta por los cielos y finalmente es recostada sobre un comal abrasador a la leña viva. El perfume de madera te seduce para tomar asiento y pedir todos los burros del menú.


La carta va desde la clásica carne asada, a la carne con chile, chicharrón, machaca, chilorio, y frijolito puro para los que están a dieta o siguiendo la moda de lo vegetariano. Escoge y pide, mientras el sonido de los tomates, cebollas y chiles tatemandose masajea tu oreja.


El burrito se come hoy, por ello podríamos decir que es un presente. Una embarradita de frijolitos como cama, tu guiso preferido y ni en las mejores papelerías envuelven la tortilla como ahí. Este obsequio de calidez explota de sabor desde la primera mordida. Puedes sentir el galope de los caballos. Leñadores serruchando árboles. Granjeros alimentando a su ganado. Y el ordeño de vacas a las cinco de la mañana.


Espacio en tu estomago vas a querer pedirle a Dios para pedir otro, y otro, y otro, para no que no te cuenten de lo que te perdiste por andarla jugando de la boca chiquita.


Y no es sólo el sazón de los guisos lo que hace especial esta experiencia; o los complementos, sino la tortilla sobaquera inigualable que Doña Guille prepara. Sobre todo en su técnica de pasear sobre los brazos. Es algo que incluso los mejores pizzeros de Nápoles han sido incapaces de replicar al momento de juntar masa, tomate y queso.


Si estás por la ciudad del sol, no olvides darte una vuelta por acá. En caso de perderte por el laberinto del Héctor Espino, cierra los ojos y deja que el aroma a leña ahumada guíe tu corazón hacia este rincón de sabor sonorense.


El primer episodio de Degustando Barrio Sonora: Doña Guille - Con las Manos en la Masa ya se encuentra disponible en nuestro canal de YouTube. Te invitamos a mirarlo aquí abajo. No olvides dar me gusta, comentar y suscribirte para no perderte los futuros episodios y todo nuestro contenido.


Te recomendamos: Donación de plasma en la frontera, mexicanos ya no pueden ganar dinero legalmente en Estados Unidos


63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo